Reiki

 Aprender sobre Reiki es empezar a aprender sobre el potencial que cada uno de nosotros como seres humanos tenemos: la posibilidad de sanar.

 

 Esa posibilidad es para todos, de hecho, una de las enseñanzas del maestro Mikao Usui, fue que todos podían aprender Reiki.

 

 La energía de Reiki es universal y su espíritu también es universal, abarca a todos sin prejuicios, ni conocimientos previos. Solo hacen falta las ganas de estar bien, y permitirse avanzar a eso.

 

Acompañarse!!

 

 Recibir Reiki, ya sea en una sesión de otra persona o en un autotratamiento, permite llevar esa energía universal a mi propia energía. Experimentar un momento de estar conmigo sin juicios, con una energía de amor y comprensión, nos va sanando al ir generando un cambio de actitud ante la vida.

 

 Reiki es una técnica, lo cual hace que se vaya necesitando un tiempo para ir practicándola. El primer paso es Primer nivel. Mediante el cual, ya estamos listos para ir practicando con nosotros mismos y con personas cercanas.

 

 Cuando enseño Reiki, presento a uno de mis mejores amigos desde el año 2001. Reiki me ayudó a relacionarme mejor conmigo mismo, limpiar de estrés mi cuerpo, encontrar ratos de paz y de conexión con los mensajes de mi alma.

 

 Después de cada sesión he visto cambios en mi actitud para con el mundo, y lo que se reflejaba en mi día, en mi familia y demás vínculos. Aprendí también a soltar y saber que todo llega. Y que más gente maravillosa y buena a uno se le acerca cuando vibramos más alto.

 

 Aprendí que puedo dar algo hermoso para hacer sentir bien al otro sin hablar ni decir nada, aprendí la humildad. Aprendí que en mis manos está la posibilidad de estar bien. Por eso, desde hace 11 años, disfruto enseñar Reiki.

 

Bienvenido! Bienvenida!

Alfo

La práctica de Reiki te permite:

 

♦ Reducir el estrés y aumentar la concentración.

♦ Disminuir la ansiedad.

♦ Comunicarte y escuchar tu cuerpo.

♦ Despertar la intuición. 

♦ Incrementar tu nivel de conciencia (kundalini) en forma sana e integral.

♦ Paz y confianza para lograr tus metas.

♦ Desintoxicar tu cuerpo de toxinas.

♦ Limpiar tu mente de pensamientos parásitos y repetitivos.

♦ Comunicarte afectiva y efectivamente.

♦ Empatizar con vos para aceptarte.

♦ Favorece la autocuración porque libera la propia energía curativa

♦ Te brinda mejor descanso.

♦ Descontracturar la espalda.

♦ Alivia dolores crónicos.

♦ Favorece a cambios de actitud psicológica.

♦ Te brinda confianza al trabajar sobre los miedos.

♦ Energía para tomar decisiones y alejarse de hábitos y personas toxicas.