Sanar el Niño Interno…. para sanar nuestras relaciones.

Niño interior escultura focusing

 Selva viene a consulta cuando necesita algo puntual. Cuando puede ver algo muy sincera y claramente, pero necesita un empujoncito para avanzar en estas vueltas que tiene la vida.
 Su tema era el apego y los celos que sentía con su hija, y además, miedo de que la niña lo quisiera más a su padre que a ella. Este temor estaba complicando la relación con ellos dos. A la vez, reconocía una incomodidad con ese aspecto suyo, sabía que su hija tiene derecho a mostrar cariño y aprecio por su padre, que ella como madre no tendría por qué bajonearse y angustiarse por sentir que “su hija no la elige”.

 

Fuimos al cuerpo…

 Exploramos corporalmente esos sentimientos; y la sabiduría del cuerpo nos fue llevando a entrar en contacto con su Niña Interior. Fue necesario un momento para darle a esa parte de ella misma un espacio de contención y sobre todo: RECONOCIMIENTO AUTÉNTICO.
 Nuestro niño necesita ser reconocido como tal. Mirado en forma genuina y comprensiva por parte de un adulto. Alguien que sin juicios, valide su curiosidad, inquietud y le de todo ese amor que necesita. Como todo Niño, que tooooodooooos le digan que esta hermos@

 Luego de ese contacto auténtico y comprensivo consigo misma, algo se distendió en Selva. Tuvo una visión-sentida de “estar en el aire” junto a una gran luminosidad. Se la notaba sorprendida como a una niña!. Al pedirle que eligiera una palabra para describir su sentir, me dijo LIBERTAD.
 

Alivio…

 

 Lo hermoso de Focusing es el rotundo cambio que aparece en la relación de Selva con su hija pasada la sesión. Algunos días después, conversé con Selva, y si bien no sabía explicar bien cómo, algo había cambiado en el vínculo, se había vuelto más natural:

 “Mi relación con mi pequeña cambió para bien. Más armoniosa y cariñosa de ambas partes. Al papá deje de verlo como una competencia, lo veo como lo que Es! Una parte importante para ella, para un niño, para una hija, la hija de la vida. Sí, ella no es mía, ella es de la vida, estoy aquí para cuidarla, guiarla y amarla! Pero no para amarrarla. Uno conserva lo que no amarra!

 

La experiencia de Selva me recordó este poema:

“Cuando el amor les llame síganlo, aunque sus caminos sean duros, dolorosos…. (…)
…porque sólo en el amor hay totalidad.
El amor que se da a sí mismo, el amor que toma de sí mismo.
El amor que no posee ni puede ser poseído porque el amor se basta a sí mismo.
Y no crean que pueden dirigir el curso del amor porque el amor los dirigirá a ustedes si los encuentra dignos.”
~El profeta. Kahlil Gibran.

El amor es libertad!
Saludos…
Alfo
Niño interior escultura focusing

Comentarios

Deja un comentario